viernes, 7 de diciembre de 2012

Muchas veces

He sentido el crepitar de tu fuego en mi alma silenciosa,

un chasquido de energía que duerme en mi corazón.

Transformaste mi esencia y ahora te busca
como rayo que persigue la luz de la que fue creado.



Muchas veces mi razón imagina una escapada de este mundo,
pero tengo miedo de no encontrarte al otro lado
y aparecer donde las almas perdidas,
sin oportunidad de alcanzar
la vibración sonora de tu estela.



No hay comentarios:

Publicar un comentario