jueves, 10 de enero de 2013

Poeta en los 80


El camino es agrio
y andamos cómo si no tuviéramos manos,
cómo si tampoco tuviéramos ojos,
como si la boca y las orejas
se hubieran esfumado;
sólo nos quedan los pies henchidos
y la maleza del sendero...

Aquí el poeta no es sino molestias.

A la hierba muerta
se le caen los hijos,
besando el suelo,
lamiendo la espuma de la orilla.

Aquí el poeta no es sino un lamento.

Anoche el rocío
aplastaba la tierra
con su perfil ciego;
anoche cromática y ligera.

Aquí el poeta no es sino el loco.

Y las venas
salen al monte y pacen,
cierro los labios
y caigo en la espesura.

Aquí el poeta no es si no es solo.

Canción nocturna
con luna de trapo;
destellos de tinta
meteoros de arena.

Aquí el poeta no es sino la estela.



"El triunfo de Thot",pintura de DeAngel, Barcelona 1966 (España).


No hay comentarios:

Publicar un comentario