sábado, 16 de febrero de 2013

Renuncié


Renuncié a los pinceles 
que en mi vida
fueron luciérnagas
iluminando mi niñez,
pasos-camino
en la cruel adolescencia
y plenitud
en la ineludible madurez.

Renuncié a la tóxica
adicción de los colores
y me hice dependiente
de los minutos y horas
que huían contracorriente
soslayando un devenir,
artificio de tristeza,
invitado sin tarjeta.

Renuncié sin vacilar

para seguirte tan sólo 
unos pasos más...

...Y volvería a renunciar...


Acuarelas de silencios,

pinceladas de tu mano,
cuando ya sólo escuchabas
en el atardecer de los tiempos.


Christian Schloe, Austria.


No hay comentarios:

Publicar un comentario