jueves, 14 de marzo de 2013

Prisión de expresión


He dejado de ser libre
desde que tú te has marchado.

Beso tu boca en mis sueños
y tu imagen se esparce
como el agua cristalina
sobre mi rostro despierto.

Soy prisionera del recuerdo
desde que tú te has marchado.

Subo escalas en mis sueños
que no me elevan a nada,
quiero bajar y no puedo,
son mecanismos trampa.

Soy recuerdo prisionero de la libertad,
ya hace algún tiempo que te marchaste.

Llevo un niño a los brazos, en mis sueños
y cuando intento salvarlo de su destino
me doy cuenta de que ya no está conmigo.

Soy prisionera de recuerdos libres,
parece que hace minutos que te fuiste.

Veo salinas doradas en mis sueños
que se funden ovaladas a mis pies
como charcos reflejando el atardecer.


Soy libre de recuerdos prisioneros;
se 
que nunca te fuiste.


El colgado, ilustración de Beatriz Martín Vidal, Valladolid (España)










No hay comentarios:

Publicar un comentario