jueves, 14 de marzo de 2013

Vestigios


Una oleada de vestigios naufragados

es lo que ansía esta orilla adormecida,
en su lugar adolecen los embistes
de grandes naves homicidas,
mercenarias interceptoras
de secuencias singulares
que acabaron a la deriva.

Ese mundo que ha quedado sometido

pertenece a lo profundo de la vida,
es el tesoro en un mapa legendario
que permanece oculto en la desidia.

Yo, 

navegante de estos mares,
hoy en tierra firme baldía,
amarrada involuntaria
divisando un horizonte
de olas sin bienvenidas,
entiendo que las mareas
son pretextos recurrentes
que incrementan la porfía,
alientos para las almas
que llaman a la galerna
que hará zozobrar las naves
usurpadoras de encuentros,
dejando que la corriente
nos acerque lo que es nuestro.


Acrílico de Chelin Sanjuan, Aragón (España) 1967.






No hay comentarios:

Publicar un comentario