miércoles, 10 de abril de 2013

La pérdida


Embarcaba la mar a la luz del día,
embarcaba la mar a mi eterno guía.

Surcaba el silencio, surcaba la vida,
amenazaba al viento con su herida fría.

Y entre llanto y llanto su voz me decía:
- Volveré pronto, volveré amiga.

La canción del marino le llevó a costa librada
y con él su voz se alejaba, 
se alejaba...



Chistian Schloe, arte digital (Austria).

No hay comentarios:

Publicar un comentario