miércoles, 1 de mayo de 2013

Al despertar


Ya no me deja el sol

ver tu cara por la mañana,

sus rayos tropiezan

con el oscuro de mi espalda;

y quiero tener ojos

que miren al suelo

por si acaso en algún charco

diviso tu reflejo.


Esta ceguera prestada,

muda de ecos amarillos,

ha echado las cortinas

para no oír lo que escribo.





 Catrin Welz-Stein, Alemania 1972. 
Arte digital.



No hay comentarios:

Publicar un comentario