viernes, 17 de mayo de 2013

Juegos del pasado

El juego fue de rubíes entre los dientes
de profetas, de abecedarios,
de señas cósmicas y miembros vivientes.

Por supuesto no hubo coros,

ni brindis.
Todo pasó de un cuerpo sudante e inmóvil
a un trayecto veloz
entre visible e invisible.

Me lo propuse y aquí está.
Una abominable nevada de juegos.
Uno tras otro,
Cargados de olvidos verdes y suaves
que ondulan entre las copas agrias de whisky.
Aún están ahí.

Los barrenderos recogen el desastroso paisaje

y lo montan ordenado y en su sitio.
Luego los vimos pasar
con resaca de vino,
con ojeras...
Pero: ¡ Que frío era aquel lugar !
Ofensivo, lleno de amarillos...
y una burla de jinete entre las piernas afelpadas.

Era la tarde segunda.

La primera fue ociosa y sin trama.
No hay nada de ella,
igual que el alcohol 
ya ha salido de este cuerpo.

Luego vendría la última tarde 

llena de Alicias y hongos,
cayendo a distancia
a lo largo de una verdad tan ligera y cierta
como la extensión de la noche.
                                Aquí la ilusión era otra...


-Año 1982- Fin de semana



Ilustradora Siyu Chen, (China),
actualmente residiendo en Alemania
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario