lunes, 6 de mayo de 2013

La nave

Esta cápsula errante, hermética y traslúcida,
nos conduce a su antojo;
como una madre nos envuelve y arrulla.
¡Hijos de la misma noche
miremos detrás y a los lados
pues cerca de nosotros
están los no deseados!

Avanzamos sin pedirlo, 

provocando y abreviando el tiempo de llegada.
 ¿No los ves?
Parece como si quisieran arrancarnos la sed
y son de papel 
las manos que utilizan;
papel hecho carne para mentirnos.

Miremos detrás y a los lados,
pues esta nave que nos transporta
carece de proa,
adelante significa hacia la ausencia,
un "no saber" en forma de amenaza...
¿No los ves?
Están detrás y a los lados...
...Tampoco ellos saben lo que nos espera.


Salvador Dalí, Figueres (España)


No hay comentarios:

Publicar un comentario