sábado, 8 de junio de 2013

Todo en ti

Todo en ti
sabe a boca y secreto.
Las noches, oliendo a cuchillo,
se escapan entre tu voz
y mis pechos,
entre las manos que luchan 
para no morir,
para seguir siendo móviles
junto a los ojos breves.

Como náufragos
en medio de las llamas
y el violín estrellado,
dibujando un perfil,
nos perdemos para dentro.

Todo en ti

surge de la nada
para enlazarse a ciegas
con la tierra que nos soporta,
repleta de vid y desgaste,
que poco a poco y en fútil viaje
quiero ir apartando.

Todo en ti

asalta la mirada y desvanece.
Puedo seguir jugando,
y tú conmigo;
hacer palabras en tropel
ha dejado de ser bello,
tan sólo nos queda 
el orden de las cosas,
el sabor incierto de los besos.

(Valencia -1981)


Alexander Korman, Polonia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario