martes, 4 de noviembre de 2014

Ciega esperanza



"Hope" de George Frederick Watts, Londres 1817.

Bebamos de ese afrodisíaco,
el vaho en los labios
de las ventanas.

Te oigo,
aunque creas que no escucho.
Y escucho...

¡Ven,
agrúpate conmigo y las palmeras
en la orilla de este mar!
¡Ven
y bebamos el vaho en los labios de las ventanas
una vez más!

2 comentarios:

  1. la esperanza es siempre la última en cerrar la puerta, en bajar las persianas, en besar la frente

    hermoso poema Chelo, un placer leerlo
    buen fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantada por tu visita al expreso y muchas gracias por tus comentarios; buen fin de semana para ti también.
      Abrazos.

      Eliminar