martes, 18 de noviembre de 2014

Todos quieren...

Todos quieren ser poetas,
ratones de las cloacas del alma,
alarifes de las palabras,
traficantes de alucinógenas rimas;
poetas de la cintura
que rodean con la mano,
poetas de lo divino y de lo humano.

Todos quieren...


Quieren ser trovadores,

pajarillos de las ramas altas,
cocineros de los sinsabores,
viajeros de los lugares
omitidos en los mapas,
soñadores del deseo
pintando cuadros que leo.

Todos quieren...


Deberíamos ser todos poetas,

porteadores  de  estiércol y rabia
para saber lo que pesan estas maletas,
pasión, incertidumbre y sospechas;
cazadores de gritos al alba,
presas de melancolías "al dente",
discípulos de las orgías de los ausentes.

Todos quieren...


Todos quieren ser portavoces 

de las sentencias del corazón.
Todos deberíamos ser, 
sin reservas ni excepción.
Todos quieren ser poetas, 
también yo.


La reproducción prohibida (retrato del poeta Edward James)
 de René Magritte, Bélgica 1898-1967.



2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Muchas gracias por tu visita y por tu comentario, me ha llegado al alma una sola palabra de contenido y concepto tan divino. Saludos.

      Eliminar