viernes, 27 de febrero de 2015

Proemio para ópera prima


A turnos con la vida,
en rotaciones anárquicas  
que fluctúan
de sugerencias destiladas 
a estricninas,
dándome la muerte, 
perforando heridas.
Turnos diurnos 
planeando exterminios.
Turnos nocturnos
coleccionando infortunios;
este mecanismo 
percuta balas dormidas
en el dintel de tu puerta.



Tendría que haber empezado
pero este reloj se ha parado...



Puedo escuchar la niebla
arañando la madrugada.
Ya no me oculta nada.
A través de su garganta,
en mi locura, 
siembra su crápula etérea.

Muchachas tristes
a turnos con la vida
se disputan los horarios.
Unas quieren ser principios,
testigos de un homicidio 
viviendo en edificios 
de papel mal fotocopiado.
Otras el centro del arrebato,
matizando confecciones
en cuerpos desamparados.



Tendría que haber comenzado
pero no se que hora es...



A turnos discontinuos,
hoy empiezo 
hoy lo dejo;
a turnos con el tiempo,
involuntarios esfuerzos,
inoportunos deseos.



No importa que sea tarde
voy a escribir sin demorarme.


Arte 3D de Meats Meier, animador e ilustrador freelance de Los Ángeles
(California).


No hay comentarios:

Publicar un comentario