sábado, 8 de diciembre de 2012

Estiaje

Ha faltado la lluvia 
en estos últimos tiempos,
no ha querido el cielo
regar tus campos
en su lugar vino el llanto
a inundar los límites de tu resistencia.


Secos están la vid y la higuera,
la hierba del camino
y la flor de la ribera.
Sin agua se quedó tu río 
y tus ojos montando guardia
por el recelo de los pájaros negros,
no vayan a lanzarse prestos
sobre el hastío de tu enamorada.


Quizá si hubiera llovido,
en esta hora, 
reclinarías sobre mi tu espalda
y este amargo duelo mío
no recorrería mi alma;
pacerían en tus campos
mis manos corderas blancas.


Ahora, si lloviera,
sería ya  tarde,
ninguna gota alcanzaría tu gracia,
solo serían pasos tenues
que me recordarían con nostalgia
tu mirada en mi ventana,
el sonido en los cristales,
tintineos transparentes
que revivían tu infancia.


Pintura, óleo sobre lino de Joaquín Flores, 1989 (México).



No hay comentarios:

Publicar un comentario