domingo, 9 de diciembre de 2012

Fue un sueño


Mi espíritu ha quedado
suspendido en tu recuerdo,
ingrávido en el espacio
que ocupó un día tu cuerpo,
astro de luz perpetua,
concepción
inicio 
sustento.

No hay palabra de tu boca
vibrando en este universo,
ilusión en el silencio
que oficia mudos arpegios.

Hemos marcado un camino
en el vaivén de la vida
y al final a la deriva
nos ha cortado los pasos
un desdichado destino,
vistiéndonos con harapos
lo que creíamos ambrosía.

Esa víscera fue un sueño
del que no queríamos despertar,
las entrañas de otro dueño
sometidas a tu palpitar.

Árbol de hoja caduca
prisionero en otro lugar,
dejó desnudo antes de otoño
al que creía soñar.



Endymion.1872.
George Frederic Watts, Inglaterra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario