miércoles, 3 de abril de 2013

Encadenada


Elijo
la cadena que me ata
al elixir de tu mente,
la que condoliente
nuestro amor relata.

Forjo
eslabones de plata
que son brillos de tus ojos
mitigando los enojos
de tus camisas sin corbata.

Invento
candados escarlata
sin llave que los abra,
objetos-voz de mi palabra,
alijos de tu alma de pirata.



Paul David Bond,  Guadalajara(México 1964)

No hay comentarios:

Publicar un comentario